Cómo gestionar una crisis online

Como ya contamos en el último post, es importante la presencia en redes sociales para las marcas y empresas, aunque esto siempre tiene algunos riesgos. Una crisis online es una situación complicada que afecta a la reputación de una marca. Aquellas personas que realizan esos ataques contra la reputación online de una marca o de un profesional son conocidos como Trolls.

Es importante analizar el estado de la marca y coger la perspectiva. Saber como reaccionar puede evitar que la situación se agrave. Es imprescindible analizar dónde se inicia el ataque y si este traspasa al mundo offline. 

No debemos perder la vista a la evolución, tanto positiva como negativa. Es importante trabajar duro para mejorar el posicionamiento y la reputación de marca.